martes, noviembre 16, 2004

El amor duradero proporciona comida gratis...


En China. Por lo visto, en un restaurante de la ciudad de Guangzhou en China se premia el amor duradero con una comida gratuita. El método es simple. Se le toman dos fotos a las parejas. Una de ellas es para los enamorados y la otra es para el restaurante. Esta foto de los enamorados se coloca en una pared que está reservada para ese fin.Para recibir esa comida gratuita, la pareja tiene que volver al año y si su foto está exhibida... pues nada comen gratis.Asi de sencillo.
El gerente Chen Guang, que es el responsable de la idea, explicó que el propósito es premiar al amor tenaz. Así dijó: "Muchas parejas jóvenes no atesoran celosamente su vínculo. Se relacionan sólo como diversión y no duran mucho". Por lo visto la idea está funcionando y actualmente pueden verse en el local las fotos de más de cien parejas.
Para mi es una buena forma de publicidad. Con ella se garantizan como mínimo una visita al año de cada pareja al restaurante. Y está claro que mucha gente se acercará al restaurante atraidos por la ídea y es posible que si a algunos les gusta la cómida, servicio... pues que repitan antes del año. Y tambien muchas parejas hablaran de ello a sus amigos y esta forma de publicidad es de las más efectivas que hay.
Lo que yo no acabo de entender es la manera de justificar que durante todo ese año seguiste con esa relación. Me explico, dado que esto es para premiar el amor duradero...Pues se supone que la gente tiene que seguir junta y no separarse. Pero digo yo que o muy mal acabas con la pareja... o vamos no creo que cueste mucho quedar cuando ya haya cumplido el año y disfrutar de una comida gratis. ¿no?

2 comentarios:

Quedrilin dijo...

pues a mi no me gustaria nada q nos hicieran fotos en un chino. QUE VERGUENZA!!!

Toperro dijo...

Aquí en España somos tan peculiares que seríamos capaces de juntarnos un hombre y una mujer, ir al restaurante cenar que nos hagan la foto y luego volver al año solo para comer gratis jajaja. Lo que no inventen estos chinos...