sábado, enero 23, 2010

A 7 décimas de la gloria

¿Qué puedes hacer en 7 décimas de segundo? Probablemente no nos daría tiempo ni a pensarlo. Tampoco daría mucho tiempo a hacer mucho en algunos deportes. Pero no en todos. Hay un deporte donde parece que el tiempo dura más que en otros. Ese deporte es el baloncesto. Un deporte donde nunca se puede dar por ganado o perdido un partido hasta que no se termina totalmente el tiempo. ¿cuánto tiempo se necesita para ganar un partido? Hoy hemos visto que no hace falta ni tan siquiera un segundo. Con 7 décimas podemos hacer pasar a una afición de la decepción de una remontada frustrada al estallido de alegría por una victoria. Hoy, en el partido que enfrentaba al Power Electronic Valencia Basket (ayns, que complicado se pone el tema del nombre de los equipos. Con lo sencillo que era el nombre de Pamesa Valencia) y al Reagal Barça, Rafa Martínez logró el milagro.
Faltaban 7 décimas para el final del partido. El Power Electronic perdía por 2 puntos. Se pide tiempo muerto y el entrenador del Reagal Barça pedía a sus jugadores que no hicieran falta. Se saca el balón, Rafa Marquez logra desmarcarse de su hombre, recibe el balón, lanza convierte un triple que llevaría una alegría inmensa a la afición del Power Electronic. Una afición que tardará en olvidar tamaña gesta. Ganarle nada más y nada menos que al gran Reagal Barça. Y ganar, como le gusta a todo el mundo, aunque se sufra de lo lindo. Ganar remontando y en el último segundo, en este caso en las últimas décimas de segundo. Será un partido que se recuerde y se rememore durante muchos años. Son partidos que hacen afición y donde la magia del baloncesto brilla con su mayor intensidad. Partidos que hacen que los aficionados al baloncesto digamos aquello de: I love this game... Este juego, como dijo el gran Pepu, que es el BA - LON - CES - TO.

11 comentarios:

Dana Andrews dijo...

Es un gran deporte donde pueden ocurrir estas cosas. Me has hecho recordar al bueno de Michael Jordan obrando milagros de este tipo para sus Bulls.

jesus dijo...

Pues lo siento, pero yo creo en esos 0.7 sg no da tiempo a recibir el balón, armar el brazo, saltar una suspensión y en lo alto de ésta (Rafa salta bastante) tirar un tiro.
Es que lo piensas y realmente, no te da tiempo a (casi) nada. Que pasa tan rápido que parece que ni existiera. Me recuerda a las discusiones que tenía sobre que no existía el presente, sino que solo existía el pasado y el futuro.

Motime dijo...

Leches Jesús, no rompas la magia del post. A ver si logramos uno cuantos aficionados más para el baloncesto :D
Quizás no fuera 7 décimas de segundo de tiempo real pero sí fueron 7 décimas de segundo de tiempo de juego. Cuando el balón salió de las manos de Rafa no había terminado el tiempo por lo que el tiro fue legal.

jesus dijo...

(Inserte aquí un emoticono colorado), perdón, yo no quería....
De todas formas fue un buen partido, muy emocionante, aunque como barcelonista me dejó un poco allá pero bueno. Al menos se rompió la norma de que cuando retransmite tve no hay emoción.
Y para lograr más aficionados hay que "vender" el producto. Marketing. Mira la F-1, en teoría es más aburrida que el basket, pero se está hablando de ella todo el año, aunque no haya carreras.

Motime dijo...

jejeje. Estas perdonado. La verdad es que fue un gran partido. Tendrías que ver el salto que di cuando entró el balón... y la verdad es que me daba exactamente igual el resultado del mismo. Es la magia que tiene el baloncesto. La verdad es que me habría encantado estar en ese pabellón.
También estuvo genial el partido del Estu contra el Real Madrid. Vaya saltos que daba durante el partido y no veas al final. :D

jesus dijo...

¿Ves? Ese estuvo mejor todavía (perdió el Madrid). No, en serio, la verdad es que fue otro partidazo, además con eso de la épica y demás que lo hacía más emocionante.
Yo de los últimos que he visto, con el que más salté, fue con el Gran Bretaña-España del pasado Eurobasket. !Quien lo iba a decir¡
Que rápido va. Ya has puesto la música de la semana. Ahora la escucho y te la critico ... (¿se pueden poner emoticonos?)

Motime dijo...

Con la roja viví grandes partidos de baloncesto. Cuando nos enfrentamos a Argentina tenía las pulsaciones por las nubes 10 minutos después de terminar el partido.
Espero que te guste la canción, no te cortes con la crítica si no te gusta.
No, no se pueden poner emoticones pero es una buena idea. Voy a mirar si se pueden poner.

jesus dijo...

Es que algunas veces comento en plan broma o irónico y no quiero que te lo tomes a mal.
El de Argentina fue la hostia, y ahí sí que di varios saltos, y a todos los que estaban allí les decía que íbamos a ser campeones y me miraban flipados. Pero para disfrute, la final. Porque me pasé disfrutando, no sufriendo, todo el partido.

Motime dijo...

Nada, no te preocupes.. no me lo tomo a mal. Si están genial los comentarios irónicos o en plan de broma.
Pero, es una idea muy buena lo poner los smileys. Estoy viendo algunas formas de ponerlos. Mañana, con calma lo intento.
Entonces ya somos dos que vivimos el partido contra Argentina igual. Dando saltos y gritando durante todo el partido. Es más, estuve un buen rato así cuando terminó :D Y también pensaba que ya eramos campeones. En mi casa me decían: bueno, bueno falta el último partido pero yo lo tenía claro. El partido lo disfruté en la segunda parte porque en la primera no lograba digerir que fueran tan, tan .. no sé.. tan sencillo. Tenía claro que íbamos a ganar pero no tan sencillo. Vaya lagrimones que me caían...

Anónimo dijo...

Las semis las vi con un amigo y varias personas mayores. Yo normalmente soy bastante serio y aquel día esas personas flipaban viéndome así. Diciendo "a éste lo han abducido". Ahí tenía el subidón de que íbamos a ser campeones. Luego se me fue a cagalera total antes del partido (sin Gasol), y a partir del 2º cuarto disfrute pensando que no pensaba que fuera a ver a España campeona así en mi vida y mira.

Juan Carlos dijo...

se calculó hace tiempo que 0.7 era el tiempo minimo para recibir y lanzar, más allá de un palmeo o similar.

y me quedo con el gesto técnico de salir girado y similar. impresionante